Playa de Arenillas

La playa de Arenillas queda oculta con la pleamar, pero la bajamar deja al descubierto un tramo de arena que se une con la playa de Oriñón, y que permite un paseo agradable.

Por su disposición se ha convertido en una playa habitual para la práctica de surf (en bajamar), y proporciona al camping de Islares de una zona de baño limpia y agradable.

Durante el verano dispone de un puesto de socorro que indica las condiciones de aptitud para el baño, además de proporcionar ayuda para el salvamento y para atenciones médicas.

En la parte izquierda del arenal hay una zona con un perímetro de boyas para restringir el acceso ya que frecuentemente hay corrientes en ese área.

Otras zonas para bañarse son las “escorias” (denominadas así porque se vertía la escoria del hierro que era transportado de las ferrerías de Guriezo en el cabotaje para llevarlo a Castro) donde los jóvenes saltan al agua desde una escalera; y el antiguo puerto, que tras prohibir amarrar a las barcas es perfecto para el baño, al formarse una piscina natural de aguas mansas.